El placer de viajar

Archive for abril 2010

Se acerca mayo y con el la celebración de cientos de fiestas a lo largo de toda la geografía española. Las primeras, el próximo fin de semana, las tradicionales Cruces de mayo. Fiestas populares en las que disfrutar del tiempo primaveral en las calles y plazas de nuestras ciudades.

El origen de esta fiesta se remonta a la época del emperador romano Constantino I el Grande. Cuenta la leyenda, que la noche anterior a una batalla contra los bárbaros, cuya victoria se creia imposible a causa de la magnitud del ejército enemigo, Constantino tiene una visión en la que se le aparece la Cruz de Cristo junto a las palabras, “In hoc signo vincis” (Con esta señal vencerás). Al día siguiente el emperador hizo construir una Cruz y la puso al frente de su ejército, que venció sin dificultad al enemigo. De vuelta a la ciudad, Constantino se hace bautizar en la religión cristiana y manda edificar iglesias; enviando a su madre Santa Elena, a Jerusalén en busca de la verdadera Cruz de Cristo. Una vez en la ciudad sagrada, Elena logró hallar el lugar donde se encontraba la Cruz, pero no estaba sola. En el monte Calvario, donde la tradición situaba la muerte de Cristo, encontró tres maderos ensangrentados. Para descubrir la verdadera cruz en la que Cristo fue crucificado, fue colocando cada uno de los maderos sobre personas enfermas, e incluso muertos, que se curaban o resucitaban al tocar la cruz de Cristo. A partir de ahí nace la veneración a la Santa Cruz, ya que Santa Elena murió rogando a todos los que creen en Cristo que celebraran la conmemoración del día en que fue encontrada la Cruz.

Probablemente la ciudad donde esta fiesta tiene una mayor vistosidad y arraigo popular, tanto por el número de cruces que se colocan a lo largo y ancho de la ciudad como por la intensidad con la que sus ciudadanos viven la fiesta, es Córdoba. Del 29 de abril al 2 de mayo en muchos de los patios y plazas de la ciudad se levantan cruces de gran tamaño decoradas con flores, macetas y mantones de manila. Las más vistosas son las que se ubican en los barrios de San Basilio, San Andrés, Santa Marina, San Agustín y en general en las plazas del casco antiguo de la ciudad. Lógicamente en cada curz se instala la corespondiente barra donde poder disfrutar con los amigos de las tapas típicas de esta ciudad andaluza: El salmorejo y los flamenquines junto a otras como la tortilla de patatas y los pimientos fritos con una copita de fino o una cerveza al ritmo de sevillanas.

Granada es otra de las ciudades donde cada año, desde principios del siglo XVII, se celebra la fiesta del Día de la Cruz con un gran número de cruces instaladas en calles, plazas y patios de la capital, convirtiendo cada rincón de la ciudad en una auténtica obra de arte floral. Las más típicas se localizan en el centro de la ciudad y en los barrios históricos del Realejo y el Albaicín. En los últimos años, la fiesta suele prolongarse durante dos días y ha derivado hacia una gran concentración de jóvenes que bailan y beben en las principales plazas y calles de la ciudad.

Anuncios

Del 20 al 25 de Abril se celebra en Sevilla una de las ferias españolas más reconocida a nivel internacional. Diversión, color, música, baile, bebida y comida son las señas de identidad de esta feria, por la que cada año pasan millones de personas por las más de 1000 casetas instaladas en el Real de la Feria. Situado en el barrio de los Remedios de la capital andaluza. El viernes, que suele ser el día de mayor bullicio puede llegarse al millón de personas.

Programa de feria:

  • Lunes de feria: Cena del Pescaíto e inaguración del Alumbrado.
  • Martes: recepciones oficiales y almuerzos de empresas. Las luces se apagan a las 3 de la mañana.
  • Jueves: Paseo de caballos y carruajes. La feria de Abril queda encendida hasta las 5 de la mañana.
  • Viernes: Día con gente que viene de todos los pueblos y ciudades de España.
  • Sábado: Día de los visitantes. El alumbrado se apaga a las 6 de la mañana
  • Domingo: Último día. Fuegos artificiales y apagado del alumbrado.

Deleita tu paladar: Si es el primer año que visitas la feria no puedes venirte sin probar algunas de las tápas típicas que se sierven en sus casetas: El gazpacho (una salsa fria de tomate extraordinaria), el pescaíto frito, el jamón (ibérico, por supuesto), los langostinos (de Sanlúcar, a ser posible) las papas con chocos, los garbanzos con bacalao, la caldereta, las gambas (de Huelva, por favor), revueltos, el salmorejo (más típico en Córdoba), los pimientos fritos y, como no podía ser de otro modo, la tortilla de patatas.

El alojamiento. Imprescindible hacerlo con la suficiente antelación si no te quieres quedar sin feria. En estas fechas, prácticamente todos los hoteles, hostales, albergues, apartamentos, casa de huéspedes, habitaciones en casas particulares, etc. se llenan con una impresionante lista de espera. Y no solo los alojamientos de la capital sino de las localidades más cercanas e Incluso de las provincias vecinas.

Toros. Junto con la feria de San Isidro de Madrid es la feria taurina más importante del Mundo. Las corridas se celebran del al  de abril y por el Ruedo de la Real Maestranza de caballería de Sevilla, pasan cada año las figuras del momento.

Una última recomendación. La mayoría de las casetas son privadas, por lo que no podrás entrar si no vas invitado/a por alguien, así que si no conoces a nadie ya puedes ir explorando el Facebook para conocer a alguna/o sevillano.

Semana Santa es probablemente la época del año donde tenemos más alternativas y en los lugares más diversos para viajar. Ya decidas hacer turismo de interior, o de playa, deportivo o de contemplación, cultural o simple diversión… Las alternativas son extraordinarias.

Si decides tomarte unos días para prácticar tu deporte favorito, el tiempo te permitirá practicar casi cualquier deporte: Podrás esquiar prácticamente en cualquiera de las estaciones de Esquí Españolas de los pirineos a Sierra nevada (la estación de esquí más meridional de europa); podrás practicar deportes naúticos en cualquiera de las playas españolas del mediterráneo y en el atlántico sur (en el norte, es más probable que en esta época del año el tiempo no acompañe; es una época extraordinaria para prácticar senderismo, bicicleta, etc.

Si prefieres tomarte unos días de descanso en un entorno rural… Fantástico, pero has de saber que Semana Santa es la época del año donde se hace más turismo rural, así que procura hacer tu reserva con la suficiente antelación si no quieres quedarte sin alojamiento.

Si de lo que estás deseando es de tomar los primeros rayos de sol, qué te puedo decir… que el problema está en decidir donde ir ante la gran variedad de sitios disponibles.

Que lo que quieres es diversión… Cierra los ojos y señala al azar un sitio sobre el mapa de España. Vayas donde vayas hay fiesta!

Y finalmente, si quieres tener una combinación de turismo cultural, gastronómico y diversión… solo tienes que elegir cualquiera de las ciudades españolas en las que la Semana Santa es una combinación de todo lo anterior. Sevilla, Córdoba, Málaga y Granada en Andalucía; Zamora y Valladolid en Castilla-León, Cuenca y toledo en Castilla-La Mancha; Zaragoza y Teruel, en Aragón y en miles de pueblos diseminados por la geografía hispana. En cualquiera de ellas podrás disfrutar del ambiente festivo, de las procesiones, del olor a incienso y azahar, de la música, de las calles llenas de gente, de los dulces de Semana Santa (torrijas, pestiños), etc.


A %d blogueros les gusta esto: